“Queremos expresar por medio de esta carta lo que sentimos como padres de un niño "especial" pues por su malformación hemos tenido que enfrentar momentos tristes y hasta en algunos casos morbosidad hacia el niño por su apariencia debido a la malformación, además de tocar muchas puertas pero hasta el día de hoy con mucha tristeza no se habían podido abrir para poder ayudar a nuestro hijo.

Nuestra gratitud por haber hecho realidad nuestro mayor sueño y anhelo que es el poder ver a nuestro hijo transformado a través de la cirugía realizada en esta institución. Gracias por ser parte del milagro y propósito de vida de Moy.

Reciban nuestra admiración y reconocimiento a su alto sentido de servicio y ayuda para los que más lo necesitan“